El rincón de las anécdotas

Posted: by XXX in

Pueden escribir a lldanielps@gmail.com
  •  CHISTE SURFERO 1
Esto son dos surferos y le dice uno al otro:
-HOLAAAA! (y dice el otro)
- DONDEEEEEE! DONDEEEEEEEEEE!
  • CHISTE SURFERO 2
¿Que hace un surfero cuando va a un campo de fútbol?
  Pues la Ola
  •  EL AGUA SALADA (enviado por María)
Estaba cogiendo olas en la playa a la que suelo ir.
 

Ultimamente va un grupo de chicos que son de la zona, hay bastante buen royo asi que a veces nos intercambiamos palabras.
 

Ese día uno de ellos se ve que estaba bastante inspirado, no habia mucho tamaño y estabamos los dos tranquilitos esperando la serie, me miró un buen rato, yo me quedé mirándolo también y me dijo:
 

El agua está un poco salada ¿no?
 

Me quedé mirándolo unos segundos largos y empecé a reirme a la vez que le decía:
 

Si, hoy especialmente sí...
  • DANI JONES Y LA ÚLTIMA RUEDA REBELDE (enviado por Dani)
La tarde de surf empezó (a parte de soportando a un par de viejos en coche que iban a -4 km/h y encima uno de ellos me echó la bronca por mirarlo mal) llevándome a una playa al este de la isla a la que he empezado a ir con cierta frecuencia. Todas las condiciones eran perfectas, buen fondo y viento sur pero las olas eran de 40 centímetros.


Decidí irme al norte y fuí recorriendo playa por playa. después de haber recorrido unos 30 km encuentro un pico de fondo de roca donde si habian olas, posiblemente de los pocos de la isla donde salía algo, consecuencia?: aglomeración (aunque casi siempre lo está), eso parecía una manada de becerros en celo pero bueno, era lo que había.


Primero me metí con la tabla a intentar coger algo, algo cogí, sobre todo un poco de marisco, suerte que no llegué al punto de exfoliación con las rocas. Visto que había que coger número para pillar una ola (aquello parecía la cola del INEM) decidí salir y coger el bugui, tuve algo de suerte y pude coger alguna ola.


Salí del agua sobre las 19:00h, me vestí y me dispuse a regresar. Un trozo del camino a este pico es por tierra, cuando llegué al asfalto escuché un sonido raro, era la rueda, decidí parar y ver que era, tenía un clavo como un pepino clavado en la rueda, perdía algo de aire, un poco más adelante decidí parar y cambiar la rueda aunque quien dice cambiar también dice intentarlo...


Preparé todo y me puse a ello con la gran sorpresa de que los tornillos no se aflojaban, es como si los hubiese apretado HULK, no había forma de aflojarlos, no perdía demasiado aire así que decidí seguir hasta el pueblo más cercano. Cuando llegué pregunté a unos vecinos por algún taller (eso a las 19:45), los vecinos tan majos me acompañaron hasta el taller que justo estaba cerrando, Juan (así se llama el señor del taller) se enroyó y me ayudó, y encima no me quería cobrar...a las 20:30 pude remotar la vuelta.


A medio camino la alarma del combustible me saltó (se ve que al coche le entró mucha sed con todo el jaleo) así que tuve que desviarme a una gasolinera sino quería quedarme tirado.


Coloqué la manguera y no soltaba ni gota de gasoil, fui mosqueado a la caja y se lo dije al tipo con lo que el me respondió: Que le has hecho a la manguera? ENCIMA...

Y por fin conseguí llegar a casa aunque ahí no acabó la cosa, al día siguiente tenía un dolor de cuello exageradamente despiadado (que me duró una semana), era como si me lo hubiese pisado un rinoceronte, en ese momento me di cuenta de que HULK SI que existe y trabajó para Hyundai.